MUJER SOLTERA BUSCA (PARTE 1/2)

Allison decidió rentar una habitación de su apartamento a Hedra, una desconocida y tímida chica. Se entendían tan bien que Hedra vio en Allison un modelo a seguir y comenzó a imitarla: usó su ropa, copió su corte de pelo y sedujo a su novio. Terminó por creer que ella era Allison. Este es el guión de Mujer Soltera Busca, la película de los 90´s, cuyo final no revelaré. Hedra sufría un trastorno de personalidad que se manifestó cuando comenzó su relación con Allison.

No sé nada de trastornos de personalidad, pero cuando alguien actúa de una forma contraria a lo que uno espera, posiblemente tiene algún tipo de trastorno. Muestra de esto es lo que pasa con UBER y con Jorge Robledo (Senador y político colombiano de izquierda). Robledo es un personaje que vive ufanándose de combatir un montón de cosas que, a su juicio, están mal. Ha sido notoria su cruzada contra los monopolios. Por eso, oír a Robledo apoyar el gremio de los taxis, que funciona precisamente como un monopolio que abusa de su posición, me hace pensar que está trastornado.

Vean lo que escribió en twitter sobre el conflicto UBER-Taxis: “Ante las deficiencias del servicio de taxis en Bogotá, muy vinculadas a la congestión y el deterioro de las vías y a las malas condiciones laborales de los conductores, la solución no puede ser que todo el que tenga un vehículo lo vuelva un taxi, que es lo que en últimas intenta la trasnacional Uber, porque ello empeorará los problemas de hoy y puede llevar hasta el caos”. Y luego dijo: “¿No empuja Uber a empeorar el servicio de los taxis amarillos que es el que usan los que no pueden pagar los costos de Uber?”

¿Por qué la posición del senador al defender los privilegios de los taxis y su mal servicio? Es claro que el trabajo de un político como Robledo es el de capturar votos, así que al final eso no es raro. Pero obviar olímpicamente un servicio tan criticado, situación a la que se llegó precisamente por la falta de competencia, es algo que raya en la sospecha.

Yo supongo que esa actitud es porque en el fenómeno UBER está la Némesis de un político de su talante. Allí hay algo que el senador desprecia más que los monopolios como es el hecho de enterarse que, al final, él no es tan necesario. UBER refleja que existen individuos creativos que, valiéndose de la tecnología, resuelven algunos problemas de manera espontánea, con un digno y admirable ánimo de lucro; y, sobre todo, sin necesidad de que un burócrata esté metiendo sus narices allí. Para él, (y otros más), la única manera de arreglar las cosas es con reglamentos, comités, cursos de capacitación ofrecidos por el Estado y, sobre todo, un político diciendo cómo y cuando la gente se puede ganar la vida. Por eso, descarga sus disparates panfletarios con los que se siente tan cómodo, como ese de sugerir que UBER es malo porque es “trasnacional”.
Ahora, el Vicepresidente de la República hace poco anunció que expedirá una regulación para este tema. La gente respondió esperanzada que la futura regulación permitirá a UBER su funcionamiento. Yo, hasta no ver lo que quieren hacer, soy escéptico. Y lo soy porque frente a este tipo de decisiones me surgen más preguntas que respuestas: 1. ¿Por qué la idea arraigada de creer que necesitamos una regulación estatal para el funcionamiento de cualquier actividad humana?; 2. ¿Por qué tenemos tan poca fe en las relaciones libres y consentidas entre individuos? 3. ¿Que opinión les merece el hecho de que, hasta ahora, la relación UBER – usuarios, haya funcionado tan bien, y sin estar regulada?. Para las dos primeras preguntas no tengo una respuesta clara. Si alguien sabe o tiene una teoría, agradezco un comentario al respecto.

Para la tercera sí que la tengo: La relación UBER-usuarios ha funcionado bien porque es fruto del orden espontáneo. La teoría del orden espontáneo (Defendida por Friedrich Hayek-Premio nobel de economía en 1974, uno de los más importantes pensadores del siglo XX, y odiado en general por los pro-estatistas de izquierda y derecha) señala que cuando miles de individuos buscan su propio bienestar, se genera una autoorganización de la cual surge espontáneamente un orden. Este orden de facto es resultado, por supuesto, de la acción humana. Pero no hay una mente humana que lo haya diseñado. Los acuerdos que realizan miles de individuos entre sí es superior a cualquier orden planificado por una autoridad, y es superior no solo porque es más eficiente. Lo es porque es fruto de las decisiones libres de los individuos. El mercado y el lenguaje son ejemplos de orden espontáneo. Se construyen desde abajo, con el uso y las decisiones de millones de individuos. Y no desde arriba, como algunos sueñan y deliran que se puede hacer.
El de los Taxis es un sector que tiene todo tipo de regulaciones: Tarifas, cantidad permitida de taxis en las calles, sanciones específicas para los que incumplan sus normas, etc. Y todos conocemos el resultado. La solución no es necesariamente más autoridad para hacerlas cumplir, la solución es que los mismos taxistas tengan una buena razón para dejar de portarse mal, y no perder dinero es el incentivo más fuerte que hay para eso. Es precisamente la competencia lo único que permitirá que los taxis mejoren el servicio. Por eso, decir que UBER puede impulsar un peor servicio de los taxis da cuenta de una ignorancia injustificable.

Hay campos en los que la libertad se ve amenazada, (Por ejemplo, promover referendos para prohibir las cosas que no les gustan a algunos). Pero en este caso quiero tener la confianza de que UBER ganará la disputa, siempre y cuando la discusión se mantenga en lo que importa: El individuo y sus decisiones libres como el pilar máximo a defender.

Discutir sobre temas puramente normativos como “UBER es malo porque no paga impuestos”; o, “Es ilegal porque no hay una norma que lo permita”, aunque hay que hacerlo, no debe ser lo principal. Y no lo es porque el derecho, per se, no es el que permite formar nuestra opinión sobre lo que es justo y lo que no.

Ahora, los rojos no son los únicos con trastornos de personalidad. El Centro Democrático Alternativo (Partido Político Colombiano asociado a la derecha. Su líder es el expresidente Alvaro Uribe) presentó hace poco un proyecto de ley, que fue la base para el título de esta entrada, y con el que demostró que también andan trastornados. Sin embargo, por lo extenso de los dos temas para presentarlos en una sola entrega, debo dejarlos con un: Continuará…